Nuestra especie

Las características que distinguen al ser humano del resto de los animales sólo aparecen en los individuos criados junto a otros seres humanos. Los niños salvajes, que han crecido solos en los bosques, no se diferencian en nada de los animales. Es imposible, incluso, enseñarles a hablar. De todo ello podemos deducir que el hombre, esa criatura que ha creado eso que llamamos civilización, no se identifica con cada uno de los individuos que forman la especie humana, sino con la especie misma. El hombre es un ser múltiple, un enorme ser formado por todos nosotros.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s